Lugares de Interés

Calzada romana

Calzada romana

Esta vía natural de comunicación tiene un origen remoto. Como itinerario romano se extendía entre Mérida (Emérita Augusta) y Astorga (Astúrica Augusta), y ha sido objeto de estudio desde el siglo XVIII hasta el presente, en razón a su relevancia histórica y cultural.

Las distancias, en millas romanas, se iban marcando con hitos de piedra: "miliarios" y al final de cada jornada de viaje existía una "mansio" o parador donde descansar. Baños de Montemayor podría corresponder con la localización de una de estas mansio: Caelionico o Caecilio Vico.

La calzada atravesaba la población, conservándose dos tramos de su trazado en las salidas N y S del pueblo. Asociadas al camino existen alcantarillas y puentes , como el denominado del Cubo. Durante la Edad Media adquiere carácter de camino de peregrinación, constituyendo la ruta jacobea del Sur. Además sirvió de camino de transhumancia, coincidiendo en gran parte de su trazado con la cañada ganadera Vizana.